89 Views

Observar ballenas y delfines puede resultar una experiencia inspiradora e inolvidable. Las excursiones organizadas para ello deben estar muy controladas y bien guiadas, teniendo siempre una profunda consideración al bienestar de estos animales. La siguiente información es una referencia general que debe complementarse con reglamentaciones locales.


GENERALIDADES SOBRE LO PERMITIDO Y LO PROHIBIDO

  • Realiza encuentros de mínimo riesgo, permitiendo siempre que sean los animales marinos los que marquen la pauta y naturaleza del encuentro. 
  • Nunca persigas ó acoses a ballenas y delfines. 
  • Si se muestran agitados, abandona el área. 
  • Mantente siempre alerta para evitar colisiones o situaciones inadvertidas. 
  • Ten especial cuidado cuando estés cerca de las madres y sus crías, mantente a distancia y no intentes separarlas. 
  • Reduce el ruido al mínimo. 
  • Los expertos recomiendan no tocar ni alimentar a las ballenas ó delfines. 
  • Llévate a casa tus desperdicios: la basura puede ser letal para estos animales al confundirla con alimento. 
  • No compres ningún producto de estos animales – están estrictamente regulados por la Convención para el Comercio Internacional de Especies de Fauna y Flora Silvestre Amenazadas (CITES). 

    ALGUNAS SEÑALES DE AGITACIÓN EN BALLENAS Y DELFINES:

    • Cambios rápidos en dirección y velocidad. 
    • Comportamiento errático. 
    • Técnicas de escape como inmersiones prolongadas. 
    • Golpes o sacudidas de las aletas. 

      NADANDO CON BALLENAS Y DELFINES
      El comportamiento de estos mamíferos aun no es entendido claramente. Por tanto, para proteger a humanos, ballenas y delfines, los expertos aconsejan que lo mejor es admirar a estos animales sin entrar en el agua.
      RECOMENDACIONES PARA EL AVISTAMIENTO

      • Al participar en programas de avistamiento ballenero ayudas a su protección, y generas ingresos para las comunidades locales.
      • Familiarizate con las técnicas y consejos locales, si estos difieren de estas recomendaciones generales.
      Es poco probable que las ballenas y delfines muestren señales de perturbación si no se sienten amenazados. Las embarcaciones deberán:
      • Mantener una velocidad que no deje estelas y nunca deben intentar sobrepasar a las ballenas o delfines durante su desplazamiento. 
      • Evitar cambios bruscos en velocidad, dirección o nivel de ruido. 
      • Mantenerse a una distancia prudente y segura (100 metros ó 110 yardas) de las ballenas y delfines. 
      • Siempre mantener una ruta de escape. 
      • Nunca aproximarse a los animales de frente y mantenerse fuera de su trayectoria, de manera que no sean forzados a cambiar a su curso. 
      • Nunca atravesarse o ubicarse delante de una ballena para forzar un encuentro. 

        En el “área de avistamiento”
        El “área de avistamiento” se define de forma general como los 100-400 metros (110 a 440 yardas) detrás y al lado de un grupo de ballenas o delfines.
        Las embarcaciones deberán:

        • Tomar precauciones y mantener una velocidad que no produzca oleaje cuando se muevan hacia adentro o fuera del «área de avistamiento”. 
        • Coordinar con otros botes el acercamiento al “área de avistamiento”. 
        • Evitar acorralar a los animales. 
        • Limitar el tiempo de observación a 30 minutos por embarcación. 
        • Limitar el numero de embarcaciones en el área de avistamiento” a uno o dos al mismo tiempo. 
        • Mantenerse en un curso paralelo al desplazamiento de las ballenas o delfines. Si las ballenas o delfines se aproximan dentro de los 100 metros (110 yardas), los botes deberán detenerse, dejando los motores encendidos en “punto muerto”.

          Delfines y saltos
          Los botes no deben dirigirse hacia grupos de delfines para forzarlos a saltar delante de la proa. No todos los delfines gustan de saltar delante de los botes y para muchos esta situación resulta estresante. 
          Si los delfines se acercan para saltar delante del bote, este deberá mantener la velocidad y dirección constante, o detenerse lentamente hasta que los animales pasen. 
          PRECAUCIÓN: DEJE SABER A LAS BALLENAS Y DELFINES DÓNDE SE ENCUENTRAN LOS BOTES. No se aproxime a ballenas o delfines remando o con los motores apagados, incluso si el bote se deja a la deriva.

          Deja una respuesta

          Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *