66 Views

Lo que consumimos y la manera en que lo hacemos tiene mucho que ver con el impacto que ocasionamos al medio ambiente. Cuando compramos, incorporar hábitos más sustentables es más fácil de lo que pareciera en un principio.

A continuación, les damos algunas ideas al alcance de todos y fáciles de implementar al hacer nuestras compras y que servirán como aporte para mejorar la calidad de vida.

-Chequea tu alacena antes de ir de compras.

 Muchas veces al llegar al supermercado  compramos productos sin tener en cuenta de qué ya los tenemos en casa. Para reducir nuestro  consumo es importante considerar qué nos hace falta realmente y qué uso le podemos dar a lo que ya tenemos.

-Haz una lista de productos: Una vez analizado lo que necesitamos, una opción efectiva es hacer una lista de productos para no comprar cosas que no habíamos planeado.

-Considera los gustos de tu familia y qué es lo que más se consume en tu hogar: Al armar la lista es necesario tener en cuenta qué vamos a usar efectivamente, qué se consume más en nuestra casa y a qué le damos más utilidad. No compremos cosas que sabemos que van a quedar archivadas en un rincón.

-Usa tu bolsa ecológica: Hoy en día en muchas tiendas se venden bolsas ecológicas para que la próxima vez que hagas las compras puedas transportar tus productos en ella y no necesites utilizar las de plástico. Otra opción que se está volviendo a imponer y resulta cómoda y sustentable es la utilización de las fundas de tela.

-Elijamos productos sustentables: Es decir, prefiere los que fueron producidos localmente, sin sustancias contaminantes y mediante técnicas de producción amigables con el ambiente.

-Reutiliza y recicla: Al consumir nuestros productos, casi siempre es posible reciclarlo o reutilizarlo y así disminuir las compras y la cantidad de basura. Esta opción es válida para alimentos (guardando las sobras en el freezer para utilizar cuando queramos) y para empaques cuyos materiales los podemos usar en otra ocasión.

-Clasifica tus desechos: Si lo que consumiste ya no sirve en tu casa, depositálo como residuo pero teniendo en cuenta la clasificación entre secos y húmedos. Hoy en día es  posible extender la vida útil del producto o de los materiales que lo componen.
– A las 3 R`s del medioambiente, muchos estudiosos han añadido 2 màs que son: REFLEXIONA Y RECHAZA. Nosotros al ser consumidores estamos en nuestro derecho de rechazar productos que sabemos que son muy dañinos y contaminantes ; como el plumafòn , que no se degrada nunca.


– COMPARTE: Al adquirir estos hábitos, notaremos lo sencillo que es seguir otros que sean también amigables con el ambiente. No te olvides compartir con tus conocidos todo lo que pueden hacer para adoptar un consumo más responsable. Así el efecto será mejor




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *