27 Views

Soy una persona que ha vivido un largo tiempo en esta parroquia y les voy a hacer un relato, acerca de una mujer que perdió a su hijo en el mar y que aún lo busca en la oscuridad.

Ella era una persona muy sencilla, sucedió un día en que un huracán asoló la parroquia causando destrozos y accidentes; en uno de los cuales la señora perdío a su hijo; pues el ventarrón se lo llevó hacia el mar.

Pasaron dos años de búsqueda sin resultados y cuatro meses mas tarde, falleció la señora. Su alma ha sido vista penando en las noches por el mar, gritando el nombre de su hijo y exclamando: Devuélvanme a mi hijo!

Cuentan que en su pesar halló a su hijo destrozado y reuniéndolo parte por parte se dio cuenta que le faltaba un dedo. La furia hizo que su penar fuera peligroso para los marineros y pescadores que cruzaban su camino, pues luego de eso hubo muchos desaparecidos, hombres y niños.

Hasta el día de hoy, aún pena por los mares del mundo, llorando la pérdida de su hijo

Genaro Alberto Quinde
1948
Cantón Posorja

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.