69 Views

Recordamos el trabajo poético en el libro Intimamente azul de Amelia Pinoargote.
Desde la orilla marinera, el viejo viento bosteza
y nos canta plañidero, su canción de dulces quejas.
Dormita…….como la blanca abuelita de los cuentos, una ciudad quieta y mansa: La villa de Santa Elena.
Dos torres ponen acento de oración en el paisaje
y sus ventanas parecen tiernas niñas asustadas;
parpadeando siempre languidas
Quién te puso Santa Elena en la mitad de la senda, 
entre el golfo y la ensenada?
Como una gema preciosa sobre un anillo engastada
¿Quién te dió esa impertubable tranqulidad de otras épocas?
Y quién pintó ese silencio en tus calles y plazas,
en tu cielo, en tu arboleda
en esos atardeceres rojo y malva.
Por que tienes Santa Elena ese misterio que atrae?
Un recuerdo de suspiros,
de adioses que no se aceptan
Que caminos estelares conoce tu pie de reina?
Sendas de historias lejanas,
que se pierden en el ayer 
y nos marcan el mañana.
DISFRUTA O REGALA EL LIBRO DE AMELIA. CONTACTATE CON LA AUTORA AL CORREO ameliadealvarez@hotmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *