29 Views

¿Quieres contribuir activamente a crear una sociedad más justa, solidaria y sostenible? ¿Sabes cómo hacerlo?

Como ciudadanas y ciudadanos tenemos un enorme poder. Podemos influir en las empresas y administraciones públicas para que en sus acciones apuesten por un desarrollo más justo y sostenible.

Pero también podemos, como consumidoras/es, apostar por un modelo de consumo diferente, que contribuya a reducir la pobreza y los conflictos, la enorme concentración del poder económico en unas pocas manos y la degradación masiva del medioambiente.EL CONSUMIDOR RESPONSABLE.

Al comprar productos de comercio justo o alimentos de cultivo ecológico, al usar transporte público o la bici, al usar bombillas de bajo consumo, cuando apuestas por empresas responsables o decides invertir tu dinero en la banca ética.


Incluso si en vacaciones apuestas por un turismo sostenible o cuando te adhieres a campañas contra la explotación laboral, estás actuando como un consumidor/ciudadano responsable.


Comenzamos desde Ballenita sí una serie de entregas sobre el consumo responsable

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.