33 Views


Los habitantes de la ensenada de Salango,(3


 horas al norte de Ballenita) se reunieron en la
playa, a pocos metros del mar , que en esos 


días de aguaje reventaba sus olas con mas 


fuerza, mas alla se veía la tradicional 


embarcación, una réplica de la balsa manteña, 


medio de transporte marítimo con mas de 


 5 000 años de antiguedad, que utilizaron  sus 


ancestros de la cultura Manteña.

.
Algunos hombres  hacían los últimos ajustes, que le darían fuerza y estabilidad a la estructura 

de la  embarcación, se trataba de unos nudos que deben estar entrelazados con precisión y de 

manera muy compacta.  

“Es para que todos los troncos (12) de palo de balsa estén bien unidos”, nos decía el 

comunero.







Encima de  los troncos,  se coloca un piso con 18 pedazos de caña guadúa abierta, que dan la 


forma de un lugar de refugio, usada por los navegantes ancestrales de la zona.


Édison Barthon, fue el organizador de este festival de la balsa Manteña, menciono que el mejor 

día para recordar a estos navegantes es el 12 de Octubre. “Es nuestra raza, esa raza que se 

busca la vida en el mar”, llevan en su sangre ese contacto con el agua”.


Una vela de 5 metros de alto , y que fue elaborada con tela impermeable se levanto hacia la 

punta de una caña guadúa.


Esta novedosa forma de conmemoracion atrajo a estudiantes de colegios de varias 

provincias, incluyendo a Santa Elena y tambien a  turistas nacionales y extranjeros.

. La balsa original medía 15 metros de largo y 10 metros  de ancho, podía soportar hasta 30 

toneladas de peso. Por esa razón, según los historiadores, esas embarcaciones podían 

navegar a mar abierto, hasta llegar a las costas de Centroamérica al norte y a Chile al Sur, hay 

quienes mencionan que hubo incluso comercio por esta via con Japon.


Stephen Coxin, un mochilero australiano que estaba visitando Salango, no podía salir del 

asombro, pensó al igual que algunos ingleses que tambien disfrutaron del evento que los 

navegantes manteños eran el equivalente vikingo en Europa.

Despues los vecinos  navegaron por 15 minutos, guiada por sus constructores y luego regresó 

a la playa donde fue desarmada.


Los vecinos de Salango guardan los troncos de balsa, para reutilizarlos el próximo año.

En Agua Blanca también celebraron con ritos chamanicos la conmemoración por el Dia de la 

Resistencia Indigena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.